Los semáforos con radar se extienden por toda España

Google Maps avisará de radares y accidentes con su comunidad
14 junio, 2018
Así trabaja el Pegasus de la DGT: 300 metros de altura y 250 kilómetros por hora
16 junio, 2018
Mostrar todo

Pese a la polémica sobre su legalidad, así como sus márgenes de error,los llamados semáforos «foto-rojo» continúan su expansión por España. Se trata de semáforos en los que se ha instalado una cámara con la finalidad de comprobar el cumplimiento de la detención de los vehículos, generalmente en pasos de peatones con semáforo de la ciudad.

Cabe recordar que en el presente mandato gobierna en el Ayuntamiento de Palma un tripartito conformado por el PSOE, la coalición ecosoberanista MÉS y Podemos. En los dos primeros años de esta legislatura el alcalde fue el socialista José Hila, quien en junio del pasado año fue relevado por el ecosoberanista Antoni Noguera en función de los acuerdos de gobernabilidad suscritos al inicio del actual mandato.

Sentencias

Según publicó ABC el pasado mes de enero, desde que hace cerca de una década la asociación Automovilistas Europeos Asociados (AEA) denunciase la «inseguridad jurídica y falta de garantías» del citado sistema de captación de imágenes, distintos juzgados y tribunales de España «han venido acogiendo los argumentos jurídicos» de dicha organización de defensa de los conductores, «anulando las sanciones impuestas por distintos consistorios que, en ocasiones, tienen adjudicada la gestión de este tipo de multas a empresas privadas mediante un porcentaje de la recaudación».

Así, el pasado mes de enero, la Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo confirmó la anulación de una sanción de tráfico por infracción grave, consistente en saltarse un semáforo en rojo en un paso de peatones, interpuesta por la imagen captada por un dispositivo «foto-rojo» en Catarroja (Valencia).

Esta resolución del Supremo reiteró lo que ya dictó en noviembre de 2015 sobre las infracciones de semáforo captadas por el sistema «foto-rojo», en contestación a otro recurso planteado por el Ayuntamiento de San Sebastián (Guipúzcoa) y fue el motivo por el que desde entonces el consistorio donostiarra dejó de utilizar este sistema de captación de imágenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.